Primer encuentro con Lovecraft: el terror multiforme.

En la última semana, me he pasado dos veces de estación de Metro leyendo a Lovecraft.

Mi primer encuentro ha sido con La casa maldita (1924) uno de los cuentos que elegí al azar para acompañarme en un viaje subterráneo de punta a punta de la ciudad. El segundo relato, bastante más largo, lo escogí siguiendo un criterio cronológico y sabiendo que lo separaban casi 8 años del primero y, sobretodo, un giro en cuanto a los temas tratados, lo cual ha supuesto que ambas obras (y todas las demás) hayan sido a menudo clasificadas en ciclos diferentes. Se trata de El que susurraba en las tinieblas, escrito en 1930.

No parece que Poe escribiera o hablara nunca de la casa, ni se tiene noticia de que hubiera reparado en ella. Y, sin embargo, aquella morada para las dos personas en posesión de cierta información, iguala o supera en horror a las más descabelladas fantasías del genio que con tanta frecuencia pasó por delante de ella sin saber lo que ocultaba, y se alza con mirada maliciosa y rígida como símbolo de todo lo que es indeciblemente espantoso.

– La casa maldita / Howard Phillips Lovecraft

La casa maldita forma parte del ciclo a menudo denominado Historias Macabras. Comienza con un homenaje de Lovecraft a Poe que ayuda a  situarnos en el género, en un contexto y en un cierto tono de crónica donde es imposible dudar de la veracidad de lo que se nos va a contar. El argumento principal es fácil de deducir desde el mismo título: una casa abandonada donde han ocurrido grandes desgracias, sin que nadie sepa aún a ciencia cierta qué les ocurrió a las personas que en ella vivieron (y murieron).

Los hechos a los que asistimos son -salvo por detalles que apuntan cierta innovación- más o menos previsibles, pero no cabe

Howard Phillips Lovecraft

duda de que el estilo empleado por Lovecraft ejerce sobre nosotros una gran sugestión. Alejado del tono a menudo poético y a ratos febril de Poe, Lovecraft nos presenta, en primera persona, un auténtico reportaje periodístico que nos introduce, en lo que sería casi un plano subjetivo, en el interior se la casa. Si hubiéramos de relacionarlo con Poe más allá de la evidente admiración y consiguiente influencia que éste despertó en la obra de Lovecraft, quizás encontraríamos que Los crímenes de las calle Morgue puede ser, en cuanto a estilo y salvando las distancias, una de las que más se le acercan.

En cuanto a temática, el acercamiento a Poe es también más evidente en estas primeras Historias Macabras, con sus ruinosos caserones, sus cementerios, el terror al regreso de los muertos.

Sin embargo, en los años que transcurren entre La casa maldita y El que susurraba en la oscuridad (y en años posteriores a este último), Lovecraft desarrolló y llevó a cabo un ambicioso proyecto basado en la creación de un mundo propio de seres y deidades extraterrestres con nombre, apellidos y una función y poderes determinados, cuya influencia en la literatura y el cine ha sido constante hasta nuestros días. Este mundo supone la inauguración de lo que ha dado en llamarse “terror cósmico”, cuyas bases se establecieron a lo largo de las obras pertenecientes al ciclo denominado por algunos autores Mitos de Cthulhu.

El que susurraba en la oscuridad tiene constante alusiones a Cthulhu y al libro del Necronomicón, una obra supuestamente real de la que el autor afirma se nutre toda esta mitología. Lovecraft recurre a ese universo de seres extraterrestres que, desde hace siglos, habitan en la Tierra. La experiencia de lo real se nos transmite esta vez a través de las cartas y grabaciones que el protagonista intercambia con la principal víctima y conocedor de estos seres fantásticos.

Ambos relatos comparten algo que me gustó especialmente, un recurso muy utilizado en el cine de terror: el protagonista, que habla siempre en primera persona, es un estudioso racionalista que considera que cualquier hecho tiene una explicación científica. Las fuerzas irracionales prevalecen sobra la lógica. Me parece un punto de partida inteligente que ayuda al lector escéptico a ponerse en la piel de quien enarbola la ciencia por bandera y se ve obligado a plegarla ante hechos incomprensibles (y siempre espeluznantes)

Para quien les guste el terror y la ciencia ficción, muy recomendable. Estoy en plena lectura de un tercer cuento, La ciudad sin nombre, enmarcado por algunos autores en el Ciclo del Sueño.  Por un momento he tenido miedo de Lovecraft y miedo de no poder leer nada más que Lovecraft en años. Estoy enganchada.

Anuncios

9 comentarios

  1. tenía que pasar… viva H.P.!!

    el blog mucho mejor asín, más clarito y sobre blanco siempre se lee mejor, que no olvidemos es lo importante y para lo que es el blog, nunca mejor dicho…

    ya hablaremos de futuros difuntos, pero me tienes contento! habráse visto…

    🙂

  2. Pues si si……, o mejor dicho no no….., Lovecraft en mi opinión toca con Poe, me parece que tiene retales de delirios similares a un proceso de locura enfermizo, como destaca en The Call of Cthulhu en sus personajes, una perdida de cordura incesante hasta ser deliriante en busca de algo primigenio y desolante. Como dirían en una serie…., la verdad está ahí afuera, en el caso de Lovecraft en mundo paralelos de sueños y tormentos.

    Por cierto que me estoy releyendo En la Cripta, y es bastante aconsejable, relatos cortos y algunos bastante sorprendentes.

    P.D: Muy buen block Cristina y me he quedado gratamente sorprendido

    • Hola Jorge,
      (gracias, me alegro que te guste el blog. No pretende ser académico, sólo animar a la gente a leer. Y a mí me está enseñando muchas cosas)
      Para mí Lovecraft se hacerca mucho a Poe en sus inicios, cuando sus historias se desarrollan entre cementerios, no-muertos y enfermedades misteriosas que Lovecraft suele asociar a maldiciones vampíricas, uno de sus temas recurrentes. Después creo que sus caminos se bifurcan y entra más en el terreno de la ciencia ficción con su mundo de Cthulhu, siniestros extraterrestres y telepáticos cerebros envasados al vacío. Sobretodo, creo que hay coincidencia inicial en cuanto a temática, pero no de estilo: Poe es más barroco, más músical. Sus repeticiones y alucinaciones son más poéticas, más románticas y febriles, a pesar de que le encanta prologar muchas de las historias en busca de cierto alejamiento y credibilidad (algo que Lovecraft hace mediante recursos tipo “carta encontrada”, correspondencia entre científicos, noticias en un diario). Lovecraft es más austero en su prosa, que a mi forma de ver se retuerce en cuanto a contenido, pero no a consecuencia del estilo narrativo.
      Acabo de terminar la novela corta El caso de Charles Dexter Ward (Lovecraft). Me propongo subir hoy un breve post al respecto.

      • Lo tendré en cuenta y en cuanto pueda me lo leo, seguro que es de mi agrado

        P.D : ¿has escrito algo por tu cuenta? (algún relato breve o ensayo o algo), si es así y se puede leer si eso me lo pasas, gracias

  3. Hola Jorge,
    no, yo no escribo más allá de este blog. Prefiero leer lo que escriben otros. En su momento, mientras estudiaba Dramaturgia, hice algunos pinitos en escenas teatrales (con tintes sociales, básicamente), pero objetivamente, no merecen la pena ser leídas.

  4. Pues es una pena, en serio, creo que escribes bastante bien y no se te tendría que dar nada mal. Vamos yo tampoco soy un erudito en el tema, aparte que en el plano linguístico no soy muy docto en la materia. Una cosa más, ¿no hay ningún post de ciencia ficción?, salu2

  5. leer despierta la imaginación, creo que la base de leer lovecraft y experimentar sensaciones es que creas lo que estas leyendo. hoy despues de unos me convertí en un hombre completamente esceptico ante cualquier dios, primogenio, profundo, ente, etc…
    abro un libro de lovecraft y la verdad que me parece muy fumado y no lo disfruto como antes como cuando era un guacho que se creia cualquier cosa…
    en fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s