Los 16 consejos de Jorge Luis Borges

Por todos es conocida la figura de Jorge Luis Borges y, al menos, alguna de sus obras. A quien haya profundizado algo más no le habrá pasado por alto la complejidad que alcanzan algunos de sus cuentos y la mayoría de sus ensayos, razón que, precisamente, desanima a más de uno a profundizar en la obra de este cultísimo escritor argentino, precoz traductor, intelectual y políglota. No es este un post dedicado a restablecer los ánimos hacia la genial escritura de Borges (pero me lo dejo en “pendientes”), sino más bien un intento de arrojar un poco de luz sobre la técnica del escritor y las normas, establecidas en base a un conocimiento profundo de la Literatura y la Filosofía, bajo las cuales se propuso crear.

He aquí los dieciséis consejos de Borges sobre cómo escribir. Estrictos como parecen, he estado releyendo alguno de sus cuentos para tratar de encontrar alguna contradicción, y de momento no lo he conseguido:

En literatura es preciso evitar:

1. Las interpretaciones demasiado inconformistas de obras o de personajes famosos. Por ejemplo, describir la misoginia de Don Juan, etc.

2. Las parejas de personajes groseramente disímiles o contradictorios, como por ejemplo Don Quijote y Sancho Panza, Sherlock Holmes y Watson.

3. La costumbre de caracterizar a los personajes por sus manías, como hace, por ejemplo, Dickens.

4. En el desarrollo de la trama, el recurso a juegos extravagantes con el tiempo o con el espacio, como hacen Faulkner, Borges y Bioy Casares.

5. En las poesías, situaciones o personajes con los que pueda identificarse el lector.

6. Los personajes susceptibles de convertirse en mitos.

7. Las frases, las escenas intencionadamente ligadas a determinado lugar o a determinada época; o sea, el ambiente local.

8. La enumeración caótica.

9. Las metáforas en general, y en particular las metáforas visuales. Más concretamente aún, las metáforas agrícolas, navales o bancarias. Ejemplo absolutamente desaconsejable: Proust.

10. El antropomorfismo.

11. La confección de novelas cuya trama argumental recuerde la de otro libro. Por ejemplo, el Ulysses de Joyce y la Odisea de Homero.

12. Escribir libros que parezcan menús, álbumes, itinerarios o conciertos.

13. Todo aquello que pueda ser ilustrado. Todo lo que pueda sugerir la idea de ser convertido en una película.

14. En los ensayos críticos, toda referencia histórica o biográfica. Evitar siempre las alusiones a la personalidad o a la vida privada de los autores estudiados. Sobre todo, evitar el psicoanálisis.

15. Las escenas domésticas en las novelas policíacas; las escenas dramáticas en los diálogos filosóficos. Y, en fin:

16. Evitar la vanidad, la modestia, la pederastia, la ausencia de pederastia, el suicidio.

* Adolfo Bioy Casares, en un numero especial de la revista francesa L’Herne, cuenta que, hace treinta años, Borges, él mismo y Silvina Ocampo proyectaron escribir a seis manos un relato ambientando en Francia y cuyo protagonista hubiera sido un joven escritor de provincias. El relato nunca fue escrito, pero de aquel esbozo ha quedado algo que pertenece al propio Borges: una irónica lista de dieciséis consejos acerca de lo que un escritor no debe poner nunca en sus libros. Fuente: ciudad de seva.com

La literatura no es sin embargo algo que personalmente me parezca acotable en 16 normas. Que magníficos escritores -algunos de los cuales son marcados por una u otra razón con cruz y raya en la anterior lista- han desarrollado obras de indudable calidad al margen de estos consejos, es una realidad. Que Borges aportó excepcionables muestras de su eficacia, también lo es.

Anuncios

5 comentarios

  1. Viniendo del maestro Jorge Luis Borges , todos los consejos o pasos a seguir para desarrollar un buen cuento o un buen ensayo , resulta de gran utilidad para todos , aun con las contradicciones que genera su obra , que es una afirmación de la genialidad del autor el mas grande a mi entender e ignorancia de toda la escritura Latinoamericana.
    Borges es sin duda el autor mas leído y menos comprendido , eso es parte de su innegable calidad excepcional .
    Y haciendo gala de su ironía nos dejos escrito lo que no se debe hacer .

  2. En literatura es preciso evitar:
    4. En el desarrollo de la trama, el recurso a juegos extravagantes con el tiempo o con el espacio, como hacen Faulkner, Borges y Bioy Casares.
    esto no tiene sentido si nos ponemos a pensar que esto lo escribió Borges,,,,,,
    6. Los personajes susceptibles de convertirse en mitos.
    qué me dces de el aleph…..
    10. El antropomorfismo.
    en su obra cien años de soledad hay un personaje que meciona que tiene cola…. (acaso eso no es antropomorfismo?) o me dirás que es una mutación,,, jajajajaja
    16. Evitar la vanidad, la modestia, la pederastia, la ausencia de pederastia, el suicidio.
    sin esos temas,,, si seguimos este consejo, dejariamos de lado los acontecimientos reales y cotidianos en el mundo a los cuales estamos oblgados a criticar y resolver,,,,
    en mi opinión,,, Borges es solo un gran narrador de lo mágico.maravilloso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s