El castillo de Otranto, Horace Walpole y la novela gótica

[…] “Ay, ay; ’tis he, ’tis he: he has stolen the helmet from good Alfonso’s tomb, and dashed out the brains of our young Prince with it,” never reflecting how enormous the disproportion was between the marble helmet that had been in the church, and that of steel before their eyes; nor how impossible it was for a youth seemingly not twenty, to wield a piece of armour of so prodigious a weight.

Horace Walpole / The castle of Otranto

El Castillo de Otranto fue una de mis adquisiciones en mi última visita a Daunt Books en Londres. Esto significa que lo que he leído es The Castle of Otranto, un libro que Horace Walpole, IV Conde de Orford, escribió en 1764 en un inglés de imitación medieval que, para ser francos, no favorece nada la lectura. Dejando esto claro -y dando por hecho que algo ha podido influir en mi percepción final del libro-, El castillo de Otranto ha sido para mí una decepción que a punto ha estado de pasar a la sección de Libros por la mitad de este blog. El que finalmente haya llegado a la última página se lo debo a la influencia que este libro tuvo sobre autores tan venerados por mí como Poe y H.P. Lovecraft.

The Castle of Otranto, A Story. Translated by William Marshal, Gent. From the Original Italian of Onuphrio Muralto, Canon of the Church of St. Nicholas at Otranto. Este es el título de la primera edición de 1765, prologada por el propio autor de forma que dice trasladar al inglés la historia encontrada en un antiguo manuscrito italiano. Es una obra ambientada en la Alta Edad Media (el prólogo sitúa la historia entre 1095 y 1203), en un castillo de Italia donde la extraña -muy extraña- muerte del joven heredero Conrad el mismo día de su boda desata una serie de hechos paranormales, con yelmos embrujados, espadas gigantes, misteriosos caballeros y princesas muertas incluidas. El tema en sí es de lo más sencillo, y el estilo narrativo no favorece -o al menos no consigue- la atmósfera terrorífica que era de esperar. Muy por el contrario, lo enrevesado de la historia -a juego con lo enrevesado de su título en la primera edición- parece llevarnos más bien hacia una parodia sobre castillos malditos y princesas vírgenes, con situaciones que no nos entrañaría ver en un filme de David Lynch y hasta -muy en el límite- en uno de Ed Wood, y que enfocaríamos desde un punto de vista bien distinto de dotarle de ciertos intentos surrealistas; lo cual, sin embargo, dudo estuviese en la intención de autor. El toque “moderno” en esta obra de imitación medieval lo pone la utilización de diálogos de corrido, que se encajan dentro de la propia narración, muy al estilo e lo que hoy en día vendría a ser un Saramago, por ejemplo.

El castillo de Otranto es considerada por muchos como la primera novela gótica. Esto, y el hecho de que al pasear por diferentes blogs (wikipedia incluída) me encuentre con bastantes inexactitudes en cuanto a argumento y estilo, me lleva a pensar que algunos de los comentadores virtuales de este libro ni siquiera lo han leído. Podemos considerarla gótica en cuanto a que reúne bastantes elementos propios de este género: castillo encantado, tirano, antiguas profecías, nobles damiselas (probablemente vestidas de blanco). Sin embargo, por el desarrollo de la historia, que no se sitúa en la época gótica (1780-1830 aprox), siendo muy puristas nos encontramos con que El castillo de Otranto es una novela romántica, pre-gótica.

Pero, sin duda, no podemos quitarle a Walpole el mérito de haber iniciado un giro hasta entonces desconocido del romanticismo hacia el terror, un camino que siguieron después autores como Ann Radcliffe, Mathew Lewis y, llevándolo a su última instancia, los maestros Poe y Lovecraft. Algo que, para los curiosos y aficionados al género, bien puede merecer su lectura.

Anuncios

2 comentarios

  1. pongan la obra compLeta caraaaajo!
    ezo ez lo qe iio eztoy buzcando!
    la rezenia la puedo hacer iio zoLa!!!!!
    gruño gruño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s