Por qué nos gusta leer: una explicación científica

[…] His groups have spent months designing their texts, or “vignettes”, and they have been specifically created to different levels of complexity based on the assumption that the brain reacts differently to great literature than to a newspaper or a Harry Potter book. The aim, Holquist says, is to provide a scientific basis for schemes to improve the reading skills of college-age students.

The Guardian. 11/04/10

Secundando la información aportada ya hace unos días por The New York Times, el periódico inglés The Guardian amanece hoy con otro un artículo acerca de nuevos estudios que tratan de explicar científicamente diferentes aspectos de la literatura y su influencia en el ser humano (hace algunos días comentábamos en el post ¿Leer a Kafka te hace más listo? otros estudios similares, traídos a colación por el mismo diario). Esta corriente que trata de estudiar la literatura de una forma científica recibe el nombre de Neuro Lit Crit, lo cual en castellano vendría a significar Neuro-crítica literaria, más o menos.

¿Por qué leemos obras de ficción? ¿Por qué nos apasiona conocer la vida de personajes que no existen? ¿Qué mecanismos cerebrales se esconden tras los procesos de lectura? Son al parecer algunas de las preguntas que un grupo de “científicos-críticos” se han planteado. A falta de información directa de estos estudios, el planteamiento inicial de los mismos, sus objetivos y las respuestas que a estas preguntas se dan tanto en The NYTimes como en The Guardian me han resultado poco directas y ciertamente incompletas.

En principio se habla de un estudio piloto realizado en la Universidad de Yale que consiste en la creación de una serie de textos de diferente grado de complejidad, que se darán a leer a un grupo de 12 estudiantes universitarios (cuyos antecedentes culturales o intelectuales desconocemos). Estos estudiantes serán posteriormente sometidos a un escaner cerebral para determinar que las reacciones no son las mismas cuando uno de expone a la lectura de un periódico o a la de una obra literaria compleja del tipo Marcel Proust o Henry James. Algo que personalmente me parece tan obvio que, a priori, no le encuentro el porqué a tanta parafernalia (y aprovecho para ofrecer mi cerebro para ser escaneado mientras trato de decodificar el artículo de The Guardian).

En la misma línea pero ahora de la mano de psicólogos de la Universidad de Stanford, otros estudios dentro de la misma corriente tratan de encontrar la relación entre la literatura y la evolución del cerebro humano, basándose en la creencia de que la evolución ha tenido mucho que ver en nuestro gusto por la ficción. Partiendo de la utilización de la primera persona en narrativa, se llega a la conclusión de que el ser humano es capaz de asumir la vida y mente de otra persona, y hasta de varias al mismo tiempo. En Stanford lo explican como el “intenso interés en conocer los pensamientos y motivaciones de otras personas” (¿podemos decir que  leemos debido a una innegable tendencia al cotilleo?). En la Universidad de Brandeis hablan del altruismo triunfante a pesar del egoísmo que subyace en el ser humano, de forma que nos sentimos identificados con lo que dan en llamar “justicieros altruistas”, véanse entre llos héroes como Hamlet, Ulises, Don Quijote o Hércules Poirot.

Mi relación con la lectura debe ser tan simple que -eso creo, a ver qué dice la ciencia-  leo porque disfruto, porque aprendo y porque buena parte de lo que soy se lo debo a los libros y, antes que a ellos, a mis padres por “hincharme” a cuentos desde que era pequeña. Así que de momento sigo encontrándole más jugo a los análisis freudianos…, pero démosle a la ciencia una oportunidad porque, por ahora, lo dicho: mucho estudio del que apenas conocemos nada. Supongo que tendremos que esperar a ver estos finalizados y, sobretodo, a conocer sus resultados, para valorar en qué consisten las aportaciones de esta Neuro Lit Crit y si podemos encontrar en ellas nuevas fórmulas para animar a leer a esa gente “que aun no le encuentra el puntillo a eso de los libros”.

(aprovecho para ofrecer mi cerebro para ser escaneado mientras decodifico el artículo de The Guardian…).

Anuncios

5 comentarios

  1. Excelente post. El motivo para toda esta incursión “cognitivista” sobre la crítica literaria es que los investigadores de lo que en los países anglosajones llaman “humanities” no tienen otra manera de atraer dinero a sus departamentos. Así, transforman en una simulación de las “ciencias duras” lo que perteneció hasta hace poco a otros ámbitos del conocimiento.
    Hace ya mucho que la razón narrativa está sitiada y, al menos en lo que modas y mainstream se refiere, su batalla, perdida.

  2. Hola Julieta,
    me apena decir que de momento coincido contigo en que parte de estos estudios tienen más un objetivo de ser imán para subvenciones que un imán de lectores. No puedo juzgarlos con criterio porque apenas he conseguido información al respecto, pero las conclusiones a las que parecen estar llegando con los estudios piloto, además de poco claras, no me parecen de gran trascendentalidad, de momento. Veremos…
    Saludos
    Cristina

  3. Estoy contigo, leo porque disfruto, porque siento curiosidad por aprender, y aprendo y porque con cada libro me formo como una mejor persona, y al final leo porque aspiro a ser un buen lector, un abrazo desde Canelones-Uruguay

    • Hola Daniel,
      ¡Bienvenido!
      No sé si habrá una explicación científica sobre por qué nos gusta leer, pero personalmente creo que el entretenimiento es uno de los factores fundamentales, seguidos de las inquietudes particulares de cada uno. En mi caso, estoy segura que que los cuentos y cómic que me regalaban constantemente mis padres tuvieron mucho que ver…
      Un saludo desde España

    • ¡Pero compañero Dani! Lo ha expresado tal cual yo lo pensaba… será cierto “paralelismo vocacional” motivado por la benemérita ciudad de Canelones… Sin lugar a duda: SIN LECTURA NO HAY FORMACIÓN POSIBLE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s