La SGAE de nuevo en el punto de mira. Esta vez, por las Creative Commons

A casi nadie le es desconocida la polémica que rodea a la Sociedad General de Autores y Editores, alias SGAE, especialmente cuando surge una nueva demanda que, cursada por esta organización, pretende sancionar a quienes en bodas, peluquerías o consultas médicas han hecho uso de temas musicales “registrados”.

Bien, estos hechos que han puesto el foco más de una vez sobre la industria musical habían sobrevolado más discretamente la editorial, aunque no nos es ajena la noticia de que instituciones educativas han sido instadas a pagar por obras de teatro representadas en festivales escolares. Ahora, unos datos en el último Informe sobre el libro electrónico publicado la pasada semana por el Observatorio de la Lectura y el Libro del Ministerio de Cultura español (bastante denso pero poco esclarecedor este informe, por cierto), han sido el disparador para una nueva oleda de quejas hacia la SGAE y empate de defensas y recelos, en blogs y columnas de todo tipo, hacia las licencias Creative Commons:

[..], hay determinados derechos configurados por el TRLPI* que son irrenunciables y cuyo ejercicio además no corresponde al autor licenciante sino a entidades de gestión. Entre otros, los derechos morales y algunos derechos de remuneración, que vienen definidos como
irrenunciables y de gestión colectiva obligatoria -tal es el caso del derecho a remuneración por copia privada-. Esto significa que las entidades de gestión vienen obligadas por Ley a hacer efectivos estos derechos de remuneración incluso aunque el autor hubiera decidido regalar su
obra o no cobrar las cantidades recaudadas a su nombre.

Con el TRLPI se refiere al “Texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual” que, en este caso, pretende aplicarse a las licencias Creative Commons. ¿Y qué son las Creative Commons? Explicado de la forma más sencilla posible, los poseedores intelectuales de obras de cualquier tipo (autores al fin y al cabo) pueden solicitar la publicación de su obra en internet bajo alguno de los modelos de Creative Commons, dando con ello permiso para su difusión en la red, siempre que se mencione la fuente y se haga con fines no comerciales. En las versiones más actualizadas de Explorer o Firefox ya existe, junto a la pestaña de búsqueda rápida de Google, Wikipedia o la RAE una opción para buscar contenidos registrados bajo licencia Creative Commons.

Por supuesto, hay quienes vieron en esta iniciativa una amenaza al modelo de negocio editorial. Cuando el Ministerio de Industria anunció el El Proyecto Agrega con el fin de crear contenidos gratuitos bajo este tipo de licencia para la enseñanza pública, no fueron pocos lo editores de texto que pusieron el grito en el cielo. Pero también grupos editoriales que, como Planeta, han visto en las Creative Commons una forma para favorecer la difusión e incluso -gracias al marketing viral- las ventas, razón por la que han publicado el último libro de Enrique Dans bajo estas licencias. O quienes van mucho más allá, como el escritor, blogger, periodista y gurú “por el cambio del modelo de copyright” Cory Doctorow, que apuesta por un cambio radical en la gestión de la propiedad intelectual.

¿Estaremos ante un recrudecimiento de las medidas contra la difusión literaria similar al que está viviendo la industria musical? ¿Veremos autores súperventas que, como hiciera con su último álbum el grupo Radiohead, cedan sus libros en pos de la cultura  o cobren por ella “la voluntad”? Por no hablar de las nuevas generaciones de autores que, hartos de ver cerradas las pesadas puertas de la industria editorial, se decidirán a publicar, difundir y vender sus obras por su cuenta, y hasta de regalarlas. Si así fuera, ¿tiene un organismo, se llame SGAE o se llame X, la potestad de impedirlo?

Vivimos tiempos de cambio. Veremos cómo se resuelve esto, aunque  todo apunta que será un proceso largo y pedregoso.

(Y si tenéis tiempo, no dejaría de leer el excelente artículo Crear digitalmente, escrito por el catedrático  Joaquín Mª Aguirre Romero)


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s