Poema de la semana: Blanco, de Iñaki Oscoz

Blanco

Te despiertas en una cama,
un prado blanco
de fina hierba y la brisa
limpia sobre tu cara.
Ellos te miran, todos te miran.
Todos tus seres queridos
que se pudrieron
al borde del camino.
Saltas abrazas besas,
te rebozas gritas
sobre la blanca hierba.
Y a lo lejos ves
un bosque verde verde
lleno de nínfulas
que te llaman
con sus pechos turgentes
sus rojas melenas al viento
y entrepiernas en llamas.
Tu verga púrpura palpitante
te lleva trotando a ellas,
y fornicas y besas y muerdes
y cuelgas de las ramas
bocabajo.
Te corres una y cien veces
hasta que te desmayas
y te despiertas en una cama.
Un prado blanco, todo blanco
la fina brisa sobre tu cara.

Iñaki Oscoz

Más sobre Iñaki Oscoz en Los cuadernos de Dimitri

Anuncios

Un comentario

  1. Es un hermoso poema. Me encanta que en tan pocas líneas se arme una atmósfera tan fuerte. Me hace acordar un poco a Apollinaire, pero más sosegado, más poético, no sé cómo decirlo. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s