DQL se despide hasta septiembre, no sin antes repasar la lista de los libros recomendados.

Con el calor de Julio llegan nuevos proyectos, más cursos -en su versión veraniega-, y cómo no, días de sol y playa. Y el equipo unipersonal de demasiado que leer, repartido entre todas estas tareas y afectado de hipotensión, se despide hasta septiembre. Pero antes, un repaso a algunos de los libros recomendados en el blog hasta ahora, para que nadie pueda decir a la vuelta que no sabía qué leer bajo la sombrilla.

Con el calor también nos volvemos vagos, arrastramos los pies y se nos cierran los párpados. Así que voy a clasificarlos según un baremo personal de la concentración que requiere su lectura, ya sea por su estilo o a nivel conceptual. Todos me parecen libros recomendables, por lo que del lugar que ocupen en la clasificación no deben sacarse conclusiones respecto a su mayor o menor calidad. Simplemente y como ejemplo, no recomendaría leer El otoño del patriarca si se tiene un enjambre de niños gritando a tu alrededor o enterrándote vivo en la arena de la playa.

*Para más información sobre cada libro, puede pincharse sobre su nombre y os remitirá al post correspondiente.

Ahí vamos:

LECTURAS LIGERAS

–          Historias de cronopios y de famas, de Julio Cortázar (relatos, humor, fantástica)

–          Lisístrata, de Aristófanes (teatro, humor)

–          Cuentas en los bosques de Viena, de Julio César Galtero (novela negra)

–          Déjame entrar, de John Ajvide Lindqvist (novela, fantástica)

–           Bordados / Persépolis, de Marjane Satrapi (novela gráfica, humor, novela social)

–           Relatos, de H.P. Lovecraf (fantástica, terror, ciencia-ficción)

–          La sombra del águila, de Arturo Pérez Reverte (novela histórica, humor)

–          Del amor y otro demonios, de Gabriel García Márquez (novela romántica)

SEMI

–          Narraciones Extraordinarias, de Edgar Allan Poe (relato, terror, misterio, romántica)

–          Las once mil vergas, de Guillaume Apollinaire (Inclasificable. ¿Pornogore? No recomendada a lectores susceptibles)

–          Trópico de Cáncer / Trópico de Capricornio, de Henry Miller (autobiografía ficcionada)

–          Libros vs cigarrillos, George Orwell (ensayo, literatura y política)

–          Las moscas, de J.P.Sartre (teatro, existencialismo)

–          La mujer que se estrellaba contra las puertas, de Roddy Doyle (novela social)

–          Maestros antiguos, de Thomas Bernhard (novela)

–          El informe de Brodie. J.L.Borges (relatos)

–          Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago (novela, sociología)

PARA VALIENTES

–          El otoño del patriarca, de Gabriel García Márquez (novela social)

–          Pedro Páramo y El llano en llamas de Juan Rulfo (novela y relato costumbrista, social)

–          La trama celeste, de Bioy Casares (relato, ciencia-ficción)

–          El príncipe, de Maquiavelo (tratado político)

–          Mi relación con la comida , de Angélica Liddell (teatro, social)

–          El castillo y El proceso, de Franz Kafka

–          Seis personajes en busca de autor, de Pirandello (teatro, social)

 

Claro está, me dejo -con pena- muchos en el tintero.

Yo me llevo empezados Paddy Clark Ha Ha Ha, de Roddy Doyle, y La elegancia del erizo, súperventas de Muriel Barbery (hace mucho que vengo buscándole un hueco). Seguro caerá la novela gráfica Fun Home, de Alison Bechdel. Estos, de ventilador y sofá. Para debajo de la sombrilla, mejor en digital:  estoy entre una selección de relatos de Horacio Quiroga y Fantomas contra los vampiros de las multinacionales, de Cortázar. O ambas.

Qué me parecieron estas lecturas y qué ha pasado en el mundo editorial en estos dos meses, os lo cuento a la vuelta.

Anuncios

Un comentario

  1. ¡Qué linda tu despedida para los meses de verano! Y ¡qué buena composición fotográfica, con las hojas
    del libro al viento, y el fondo del mar contra las rocas!¡ Si hasta dan ganas de estar ahí.!
    Y muchas gracias por tomarte el trabajo de dejarnos sugerencias para leer en la playa, o en la tranquilidad
    del sillón. No te has olvidado de nada.
    Espero que aparte de tus estudios y lecturas puedas aprovechar tú también el verano que nos permite
    disfrutar de muchas cosas que son sólo posibles en esa época.
    Hasta la vuelta. Feliz verano.
    Laura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s