Adobe se olvida de los e-book multimedia

Hace sólo unos días hablaba de la escasez de libros multimedia en comparación con la invasión de dispositivos de lectura que promete ir a mayores con motivo de las inminentes fiestas navideñas.

Martes 16 de Noviembre. Primer día en FICOD (Feria Internacional de Contenidos Digitales). Varias decepciones, quizás provocadas por unas expectativas demasiado altas por mi parte, al menos en cuanto a novedades acerca de contenidos literarios digitales.  Literarios resaltado en itálica, quede esto claro, porque de los otros hay para dar y tomar.

Decepción 1: La esperada (al menos por mí) presentación de Adobe Publishing Digital Suite. Comienza la presentación con una reflexión que sin duda comparto: no podemos crear en digital pensando desde lo analógico. Hay que crear “para” y no “desde”. No digo con esto -trasladándolo al campo de la edición- que digitalizar los catálogos actuales no tenga sentido, porque lo tiene; pero desde luego habrá que empezar a pensar en que una cosa es papel y otra pantalla, y trasladar el contenido literal de uno a otro supondrá desaprovechar las inmensas posibilidades de lo digital y, sobre todo, hablar a los consumidores con un lenguaje extraño al lugar donde se da la conversación.

Volvemos a Adobe. Con esta introducción, me froto las manos imaginándome no sé muy bien qué. Presentación, ya al grano: separan libros electrónicos de revistas digitales, y dicen ofrecer una plataforma tecnológica distinta según las necesidades de los unos y de los otros.

La plataforma para los libros electrónicos pasa por:

1. Generación de contenido y maquetación en Indesign CS5 (nada nuevo)

2. Protección de contenido a través del polémico DRM, que sigue tan polémico como siempre. Es decir, no resulta compatible con dispositivos Apple ni el Kindle e Amazon (que al parecer no necesitan aliados) y, lo que es mucho peor, supone un proceso de autentificación en formularios varios que no hace precisamente agradable la experiencia como usuario.

3. Formatos: PDF y ePUB. Nada nuevo. PDF, formato que sí permite la incorporación de ciertos elementos multimedia e interactivos pero que no es flexible a la hora de adaptarse a dispositivos de lectura diferentes al monitor de siempre, y…ePUB. Éste sí es flexible, pero no permite la incorporación de elementos multimedia, enlaces o whatever

Levanto la mano para decir obviamente lo que en Adobe ya saben: “nada nuevo”. Me responden que, efectivamente, son conscientes de este salto de soluciones para e-book a soluciones para revistas digitales sin parar en libros electrónicos “enriquecidos”. 

Efectivamente, la nueva creación de Adobe incluso se adapta al iPad (no así al iPhone) para ayudar a las revistas y publicaciones digitales a ser aún más digitales si cabe. Los libros multimedia de momento tendrán que esperar.

Decepción 2: en proceso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s